Envía un E-Mail

En realidad, del principio de mi vida recuerdo muy poco... no fue muy agradable. Veréis, sucedió que, al separarnos de mamá cuando teníamos unos 2 meses, no sé porqué, pero, de repente, nos metieron a mis hermanos y a mí en una jaula de cristal.

 

Lo pasaba fatal... acostumbrado a tener espacio para correr y jugar con ellos, sin saber por qué, nos encontrábamos encarcelados. Pero eso no fue lo peor.

Poco a poco, todos mis hermanos eran sacados de la jaula. A veces venía alguien, nos miraba, señalaba a uno de nosotros, y cuando lo sacaban de allí ya no lo volvíamos a ver mas... Me gustaría saber si están bien, pero no tengo forma de hacerlo.

 

Por último, me quedé solo en la jaula. Nadie me quería. ¿Es que era más feo que ellos? ¿Qué había hecho para estar encerrado?

 

Pasaron las semanas, y los meses. Como podéis imaginar, estaba volviendome loco entre aquellas paredes de cristal, pero, mi suerte iva a cambiar pronto...

Una noche, me sacaron de la jaula y me llevaron a un sitio que no conocía. Había allí varias personas, pero preferí no hacerles mucho caso, y dedicarme a oler la zona.

 

Aquellas personas me miraban y me sonreían, y me tocaban mucho... y como imaginaréis, yo tenía ganas de jugar con ellos después de estar casi 6 meses encerrado en aquella jaula. Así que, finalmente el hombre me cojió y me montó en algo que se movía (más tarde supe que era una cosa llamada "coche" y que sirve para ir de un sitio a otro).

 

 

Así fue como llegué al que sería mi verdadero hogar. Y las cosas empezaron a mejorar

 

¿Quieres saber más?
Continuar
Mi Vida
Mi Familia
Mis Amigos
Cuidados
Enlaces
Foros